fbpx

Julio del 14 al 19

Sanando Tu Relación con la Comida

Comer en exceso, se ha convertido en una adicción social y colectivamente aceptada. Estamos haciendo de la fundamental necesidad del comer, una forma de manifestar la insatisfacción vital y el olvido de que somos Amor en estado puro.
Ansiedad, atracones, eternas dietas, baja autoestima, rabia, miedo … todo ello es señal inequívoca de que no nos estamos amando y que hay heridas que necesitamos mirar desde la gentileza y el auto-cuidado.

Cenas equilibradas

La mayoría de la población es comedora compulsiva de manera inconsciente. Esto significa, que el uso que hace de la comida tiene la finalidad de tapar o compensar algún tipo de carencia emocional. Debido a que este tipo de adicción está normalizada y apoyada socialmente, la mayoría no se da cuenta de que la tiene.
Toda búsqueda de placer físico produce inevitablemente un sentimiento de culpa debido a la identificación con el cuerpo. La identificación con el cuerpo implica necesariamente la negación de la realidad espiritual. Esa es la verdadera causa del sentimiento de culpa asociada en este caso a la comida. La persona no se siente culpable por comer, sino porque en un nivel más profundo e inconsciente, sabe que está tomando una decisión con respecto a sí misma que se opone frontalmente a su verdadera naturaleza.
El qué y el cómo comemos, es un efecto, el verdadero “trabajo”, tiene que ver mas con una toma de conciencia, que como un cambio en esos efectos. El cambio en los efectos se manifestarán en el cuerpo, cuando hayamos rescatado el suficiente nivel de conciencia para ello, el resto no son mas que imposiciones dictatoriales que generan culpa hacia una misma y proyección de la misma, hacia los demás. Este círculo vicioso de compulsión-culpa, solo puede romperse como hemos comentado, con una firme determinación. Somos responsables de lo que elegimos comer, pero solo accediendo al nivel de las causas, podremos cambiar esas elecciones. Es liberador entender esto.
La comida es la relación amorosa, mas intima que individualmente realizamos. Cuando lo hacemos desde una consciencia de agradecimiento, sentimos la bendición de como la comida se acerca a nuestra boca como dulce y necesario deseo a consumar.
Cuando nos agredimos y tomamos algo que nuestra conciencia considera negativo, hacemos oídos sordos, y desde una agitación ansiosa, traicionamos a nuestro Ser en pos de un “placer” que solo llegará a dicho título en la boca, pero que por la ansiedad del momento .. y una vez pasado por la garganta … sin ni siquiera haberlo disfrutado con la serenidad que cualquier alimento merece, se transformará desde nuestra inquisidora mente, en arrepentimiento y culpa. Conocer la energía de los alimentos y la ley de los contrarios llamados en Oriente Yin/Yang, nos ayudará a realizar el proceso de una forma gentil.
Nada hay que escape a la inclusión de la Conciencia. Todo alimento tiene la entrega y la carga de amor de aquel que lo ingiere; es la actitud y la visión fragmentada y castigadora, la que estigmatiza el alimento deseado… Sanar la visión, es sanar la mente. Por mucho tiempo que llevemos queriendo elegir una correcta dieta, seguiremos trabajando en la forma y no en el contenido …
La comida, el sexo y cualquier ludopatía que genere una rápida satisfacción, serán las formas mas atractivas para el ego y su patología, de generar culpa, para perpetuar su supervivencia…
Para una correcta solución del conflicto, debemos como en cualquier otro conflicto, ir a la causa … ir a la causa es añadir a nuestra actitud una pequeña dosis de voluntad para poder elegir desde un sano discernimiento lo que ya sabemos y valoramos como correcto para nuestra salud y bienestar. Cuando colocamos nuestros pensamientos al servicio de la conciencia única, todas nuestras elecciones son rápidamente conseguidas, el espíritu se mueve a la velocidad de la luz, y es a esa velocidad, que Él nos da, con la que unificamos nuestros deseos y sensaciones, para servir desde nuestra ilusoria fragmentación, a la Realidad Total.
Vislumbrando nuestra naturaleza original, contemplemos nuestro templo físico temporal , cuidándolo con una esmerada nutrición. Atendamos nuestras emociones, llevándolas a un sentir sereno y sosegado, que disuelva los juicios hacia mi misma y los demás. El amor es perenne y esa eternidad asoma desde la esencia que Soy y se siente Amando a todos y Todo…

Horarios y organización del Encuentro:

Martes
  • 19,30h.……………… Recibimiento y asignación de habitaciones.
  • 19,45h………………. Presentaciones.
  • 20,00h………………. Cena.
  • En la sobremesa, presentación del programa de la semana.
Miércoles, Jueves, Viernes y Sábado
  • 08,30h………………..Trabajo en sala. Meditaciones dinámicas.
  • 09,30h………………..Desayuno
  • 10,30h ……………… Charla Nutrición
  • 11,30h ……………… Clase de cocina.
  • 13,30 h …………….. Tiempo libre
  • 14,00h ……………… Comida, sobremesa y descanso.
  • 17,00 h ……………..Trabajo en sala
  • 19,45 h …………….. Tiempo libre
  • 20,00h ……………… Cena
  • Después de cenar un paseo con puesta del sol.
Domingo
  • 8,30h ……………….. Meditaciones Dinámicas.
  • 09,15h ……………… Desayuno.
  • 10,00h ……………… Rueda de Palabra y despedida.
  • 11,00h ……………… Fin del Retiro.

Precio de cada residencial 380€

Curso, estancia y pensión completa Macrobiótica-Vegana

La Casa-Taller Saluz se encuentra enclavada en un entorno natural privilegiado de silencio, bosque y pozas frescas.

La alimentación será vegana, consciente y responsable con el Universo (Macrobiótica), y conseguirá llevarnos a la calma.

Comeremos en silencio para dar al acto de comer una plena atención de agradecimiento. Será una dieta vegana y equilibrada en Yin/Yang.

El Encuentro está dirigida por  Javier y Noah de la Casa-Taller  SALUZ.

CONTACTO  con  Casa-Taller  SALUZ

¡ Llama al 945 40 30 85 e infórmate !

Por whatsApp al 657 72 43 15

Por mail a: info@casatallersaluz.org

Julio del 14 al 19. Sanando Tu Relación con la Comida

Nuevo campo

12 + 11 =

Share This