fbpx

Entrenamiento Mental: Ayuno Intermitente

Encuentros Prácticos de Espiritualidad Profunda (VISIÓN)

Retiros Residenciales de DESCANSO AYUNO Y SILENCIO (D.A.S)

En el ayuno, si es tu propósito, puedes contactar con tu Ser, fuente de Luz y Amor.
Cuando busco amor en las personas o cosas, tengo que observar que no estoy yendo a la fuente. La salida es hacia dentro. Tu ser es Amor, tu ser es Consciencia.
Buscar el amor, es buscar lo que ya eres …
El Descanso, el Ayuno y el Silencio pueden ser claves de Encuentro con lo Real.

En estas 40 horas podemos indagar y sentir, ir más allá de lo que aparentemente informan nuestros sentidos. No confiemos en la percepción de nuestros sentidos.. vayamos mas allá, al encuentro, minemos nuestras resistencias que creemos protegen nuestra distorsionada identidad y rindámonos sin dudar a la gracia del maestro interno.

Que sea nuestro ayuno de alimento y palabras, una llamada, una petición de ayuda al autentico gurú, que está y vive eternamente en nosotros. Esto es lo único que nos otorga el poder para ver la gloria y hermosura del mundo.

Seamos perseverantes y disciplinados, hasta conseguir que todo aquello que juzgamos y valoramos negativamente del mundo, poder observarlo, sentirlo, integrarlo y llevarlo a una santa y sanadora mirada, ”la mirada de Dios”

El espíritu que somos, siempre está alerta. Son los obstáculos a Él lo que nos impide verlo y sentirlo en profundidad.

Tenemos una distorsionada asociación entre la comida y el Amor… Y si nos rodeamos de un ambiente disfuncional solo nos queda la comida para asociarla con el amor.
La insatisfacción comandada por el ego nos señala que estamos vacíos, inventa miles de argumentos para seguir con el auto engaño y la comida es lo que mas nos favorece aparentemente para llenar ese vacío, duda e insatisfacción que sentimos. No importa lo que escojamos para llenar el vacío.. De la mano del ego nunca tendremos suficiente… Cuanto mas comamos más nos mostramos lo vacíos y carentes que nos sentimos. Sentimos ansiedad y a su vez que la estamos manteniendo con nuestra errónea actitud. Nos metemos en un bucle sin fin.

Al hacer un ayuno podemos observar mas claramente el proceso y sentir lo aquí expuesto.. También al acabar el ayuno podemos sentir como la relación con los alimentos cambia. Algo se ordena y se equilibra desde ese vacío y silencio libremente aceptado… Puedes elegir e incluso discernir qué alimento con su valor energético y biográfico va a formar parte de tu carne y sangre. También podemos tener la posibilidad de poner atención en la angustia y ansiedad que se esconden detrás del deseo de alimentos emocionales. Darnos cuenta que es en el mismo espacio corporal donde podemos sentir la plenitud o el vacío.

En estas 40 horas de ayuno -Hay Uno- indagaremos en la única forma de conseguir la Visión, de ir a la causa mental. Solo nuestra mirada es la que necesita ser sanada.
En el momento que podamos dejar a un lado la material supervivencia, el Espíritu que somos se mostrará con toda su luz y esplendor.

¿Te atreves a experimentarlo?

Este ayuno estacional de 40 horas puede ser :

  1. Seco, sin ningún tipo de líquido.
  2. Con agua, infusiones o caldos de apoyo.
  3. Con una ingesta de glucosa de lenta asimilación ( arroz con gomasio).

Dejaremos que sea la necesidad la que se manifieste y sobre la marcha poder elegir cualquiera de las tres formas.

Ejercer una voluntad suave de discernimiento, examen y observación para comprobar desde la experiencia como solo la mente separada en su profunda distorsión, nos pide alimentos que no necesitamos para con ello tapar el vacío interior que nos genera el olvido de quienes somos, de donde venimos y adonde vamos.

Serán dos retiros en Primavera

  • Abril: 1,2 y 3.
  • Mayo: 27, 28, 29.

Y otros dos en Otoño

  • Septiembre: 23, 24 y 25.
  • Octubre:21, 22 y 23.

Todas estas fechas coinciden con, Luna Nueva.

Os daremos pautas para poder continuar con vuestra dieta y si así lo elegís poder incluir el beneficioso ayuno intermitente de un mínimo de 13 horas. Es conveniente que la disciplina se prolongue 21 días, lo ideal sería hasta la próxima luna nueva, alrededor de 28 o 29 días.

 

Share This